Tuenti. Una historia de éxito emprendedor

Tuenti. Una historia de éxito emprendedor

Tuenti es una red social creada en España por Félix Ruiz, Joaquín Ayuso y Adeyemi Ajao a finales de 2006 y al que posteriormente se unirían Zaryn Dentzel y Kenny Bentley. Su éxito fue tan grande que llegó a generar más tráfico que Google y Facebook juntas. Saltó a todas las portadas de los medios de comunicación cuando la compró Telefónica por 70 millones de euros, lo que la convirtió en una de las principales historias de éxitos empresarial de este país.

Adeyemi Ajao nació en Madrid, hijo de un nigeriano y una española. Su padre fue uno de los primeros ingenieros de su país. Su infancia la pasó en Mijas, Málaga. En 2005, Adeyemi Ajao estaba en su último año de universidad y estaba haciendo un intercambio en la Universidad de Emory en Atlanta (USA). Según cuenta el propio Adeyemi, durante una fiesta de Halloween, alguien le enseñó el servicio de Facebook por primera vez. Al día siguiente llamó a Félix Ruiz Hernández, un amigo desde la infancia, y le contó lo interesante que le había parecido Facebook y que podría ser buena idea montar algo similar en España. Esta idea se la contó también a dos compañeros suyos de universidad (Javier López Arangüena y José Abad), quienes, en esas fechas, le ayudaron con las primeas ideas del plan de negocio.

Cuando Adeyemi volvió a Marbella esas Navidades hablaron sobre el asunto y quedaron de acuerdo en poner en marcha el proyecto. Adeyemi quedó en Madrid con su amigo Joaquín Ayuso de Paul (hijo del entonces Director General del Grupo Ferrovial), a quien había conocido en la universidad, y también se sumó al proyecto.  ‘La idea era que Joaquín programara, Adeyemi estructurara y yo hiciera marketing’, explica Félix Ruiz.

Fotos de los fundadores de Tuenti en la actualidad
Fotos de los fundadores de Tuenti en la actualidad (Fuente: Flickr y Youtube)

Según Adeyemi, lo primero que hicieron fue construir un prototipo. Joaquín Ayuso hizo todo el trabajo de programación y Adeyemi se encargó de la interfaz. La puesta en marcha la hicieron con dinero que le prestaron sus amigos y familiares. Lo presentaron en su universidad Icade de Madrid (escuela de negocios de la Universidad Pontificia de Comillas), pero el gran empujón inicial se lo dio Félix Ruiz, quien se encargaría de promocionarlo por la Costa del Sol. Félix era una persona muy extrovertida y un relaciones públicas natural. De esta forma consiguieron los primeros 5.000 usuarios, entre Málaga y Madrid.

Según cuenta Joaquín Ayuso, en Semana Santa de 2006 coincidieron en Marbella con Zaryn Dentzel (un amigo que estaba allí de vacaciones) y le ofrecen formar parte del proyecto. Zaryn lo rechazó porque quería volver a Estados Unidos para seguir con su proyecto Essembly. Se trataba de una red social que permitía crear foros privados de personas que compartían afinidades políticas.

Creación de la empresa

En abril de 2006, Adeyemi Ajao (como CEO), Félix Ruiz (como responsable de marketing) y Joaquín Ayuso (como responsable técnico o CTO) constituyen en Madrid la empresa con el nombre Whoiswho Technologies SL (wiw.es). En el Registro Mercantil la describieron con el objeto social, su finalidad, como ‘La recopilación de datos personales a través de una web de Internet para, con el consentimiento de los titulares de los datos, proceder a su tratamiento con fines publicitarios y en su caso a la cesión a terceros con idéntica finalidad’. Adeyemi Ajao aparece como el primer presidente de Whoiswho.

Adeyemi Ajao recuerda aquel momento en una entrevista hecha para el periódico ABC: ‘No podíamos ni alquilar una oficina porque los bancos se preguntaban para qué iba a necesitar una página web un sitio físico. Recuerda también que los primeros tiempos no fueron fáciles: ‘Teníamos problemas a diario con la regulación, los servidores se nos quedaban pequeños constantemente porque la compañía que nos daba el servicio no se creía nuestras previsiones de crecimiento… Fue una locura‘.

Por cierto, aunque el prototipo inicial lo hicieron con ASP y Access, cuando se dieron cuenta del precio de las licencias de SQL Server y IIS, decidieron migrar el proyecto a PHP, mucho más apropiado para este tipo de proyectos.

Página principal de Tuenti

Los dos primeros inversores serios fueron Francisco Ortiz, al que conocían de Marbella, y Carlos Dexeus, padre de un compañero de universidad de Adeyemi Ajao. Después de los primeros ocho o nueve meses en los que estuvieron los tres trabajando sin parar, se decidieron a acudir a una ronda de financiación. Consiguieron medio millón de euros gracias a inversores como Bernardo Hernández, cofundador de Idealista (una empresa referente en España de anuncios clasificados de viviendas) y que había sido profesor de Ajao en Icade, Fran Ortiz von Bismarck (un amigo de Marbella) y Rodolfo Carpentier (de la incubadora de empresas DAD), entre otros.

Adeyemi Ajao era quien lideraba el proyecto pero, unos meses más tarde, decide marcharse para trabajar a tiempo completo en McKinsey (una consultora de negocios). Eso produjo un vacío de liderazgo y en agosto de 2006 los inversores iniciarles propusieron a una persona como CEO, Antonio Robert, que venía de eBay Spain. Por razones de marca, no podían seguir utilizando el nombre Whoiswho y se propuso el nombre de Tuenti para la empresa. Tuenti hace referencia al número 20 (twenty en inglés) y los veinteañeros son el público objetivo de esta red social.

El nuevo CEO no cuajó, abandonando el proyecto en diciembre de 2006. Así que, como sabían que Zaryn estaba trabajando en un proyecto similar en Estados Unidos, decidieron proponerle de nuevo que se uniera a ellos. Inicialmente, Zaryn aceptó ayudarles como consultor por un mes pero, una vez allí, entre Adeyemi Ajao, Félix Ruiz, Joaquín Ayuso y Bernardo Hernández (uno de los inversores), le convencieron para que liderara el proyecto.

La entrada de Zaryn Dentzel

Zaryn Dentzel creció en Santa Bárbara, California, en una familia de padres hippies. Su madre se dedicaba a la pintura y su padre construía carruseles. A los 15 años enviaron a Zaryn a España, dentro de un programa de intercambio, para que estudiara español. Acabó en un pequeño pueblo de Extremadura llamado Cabeza de Buey. Después de unos 5 meses allí se trasladó a Mijas, en la Costa del Sol, a la casa de Adeyemi Ajao. Los padres de Adeyemi lo acogieron gratuitamente en su casa durante otros cuatro o cinco meses. Así que Zaryn y Adeyemi se sentían como hermanos. En esa época conoció también a Félix Ruiz, que era amigo de Adeyemi  del colegio.

Zaryn Dentzel cuenta una versión ligeramente distinta de estos primeros meses. Él dice que después del fracaso de su red social Essembly, de la que era cofundador, se le ocurrió la idea de Tuenti. Pensó que en Estados Unidos había mucha competencia de redes sociales y que le sería más fácil desarrollar el proyecto en España.

Página de radio televisión española en Tuenti
Página de radio televisión española en Tuenti

Zaryn tenía entonces 23 años. Según escribe en su libro autobiográfico (titulado ‘El futuro lo decides tú‘), él llamó a sus amigos Adeyemi Ajao y Félix Ruiz para montar Tuenti. Zaryn cuenta también que se le ocurrió el nombre de Tuenti como una compresión del lema ‘tú entidad’. Lo cierto es que el nombre de Zaryn Dentzel no aparece en el Registro Mercantil hasta abril de 2007 (como Consejero), cuando ya le habían cambiado el nombre por Tuenti Technologies SL.

Sea como fuese la historia anterior, el hecho es que el éxito de la red social Tuenti se debe fundamentalmente al liderazgo de Zaryn Dentzel, al trabajo comercial de Félix Ruiz y a la estabilidad técnica que aportó el programador que Zaryn se trajo con él, Kenny Bentley. Kenny había sido programador en Essembly y tenía bastante experiencia en la programación de este tipo de entornos. También fue fundamental el papel jugado por Bernardo Hernández, no solo como inversor de referencia del proyecto a título personal, sino por su involucración en muchos momentos claves de la empresa.

Los primeros años

Félix Ruiz era el responsable de captar nuevos usuarios. Se centraron en los estudiantes universitarios. Pensaron que mientras más homogéneos fueran sus usuarios más intereses tendrían en común y más tráfico generarían. Así que se dedicaron a visitar las cafeterías de las universidades entre clases, hacer presentaciones en residencias de estudiantes y en las discotecas donde suelen ir. Según parece, la habilidad de Félix en estos eventos era tan destacable que al día siguiente de cada presentación se multiplicaba el tráfico de Tuenti en esa ciudad.

En el verano de 2007, en un viaje a Bilbao, varios empleados y amigos de Tuenti sufrieron un gravísimo accidente que acabó con la vida de tres de ellos. A Zaryn no le pasó nada pero Kenny Bentley quedó herido. Algunos tuvieron que pasar varias semanas en el hospital. Este hecho estuvo a punto de hacer que Tuenti desapareciera al poco de empezar.

Tuenti era una red social orientada a un público joven. En el perfil del usuario de Tuenti se reserva un espacio donde escribir textos o incluir fotos o vídeos a modo de blog, y un segundo espacio virtual donde sus amigos de la red envían sus mensajes personales. Tuenti ofrecía la posibilidad de organizar eventos, realizar chats o videoconferencia. Para ser usuario necesitabas que un usuario existente te enviase una invitación. Era una red cerrada y que no dejaba indexar sus contenidos en los buscadores. Una red sin padres y donde no te podían encontrar aunque te buscasen en Google.

Anuncios en Tuenti
Anuncios

Aunque Tuenti empezó teniendo éxito entre los estudiantes universitarios, no tardó en extenderse al resto de usuarios de entre 15 y 25 años de edad. En menos de dos años se convirtió en la red social online líder en España, superando en tráfico al que Facebook y Google generaban juntas. En 2010 era el sexto sitio web de España con más visitas (según Alexa Internet) y en 2011, aproximadamente el 15% del tráfico de internet en España pasaba por Tuenti.

El modelo de negocio se basaba en la venta de publicidad, sin embargo, Tuenti no empezó a generar ingresos hasta finales de 2008. Según Zaryn, esta fue una decisión deliberada, ya que se empeñaron en no incluir la publicidad invasiva típica de aquellos tiempos (los banners), sino en crear una publicidad diferente que los usuarios la percibieran como algo interesante y que les aportaba valor. Tuenti prefería una publicidad que patrocinara eventos, hiciera promociones o interactuara con los usuarios.

En 2008, Tuenti tenía solo 15 empleados, pero con un gasto creciente en servidores y cuando todavía no habían conseguido consolidar los ingresos, estuvieron a punto de caer en la quiebra. Se salvaron gracias a un préstamo puente de 500.000 euros y a la entrada del fondo de inversión Qualitas Equity Partners. Invirtieron 9 millones de euros a cambio del 17% de la sociedad. Qualitas pondría otros 9 millones adicionales en marzo de 2010, aumentando su participación hasta el 30%. Los fundadores seguían controlando el 70% de la empresa.

La búsqueda incesante de ingresos animó a sus fundadores a incorporar nuevas opciones, como Tuenti Juegos para hacer uso de aplicaciones lúdicas dentro de la red o Tuenti Páginas para crear y compartir espacios. Algunas de ellas acabaron en fracaso, como fue el caso de Tuenti Video (una especie de Youtube) o de Tuenti Local (similar a la red social FourSquare). En cualquier caso, a finales de 2010, Tuenti superaba los 8 millones de usuarios operando exclusivamente en España.

Oficinas de Tuenti
Oficinas de Tuenti

Es de destacar también que Tuenti supo atraer a los mejores talentos en ingeniería de la época. Podemos mencionar a Erik Schultink, uno de los primeros programadores de Facebook; Ruper van Milligen, uno de los primeros trabajadores de Google en Londres; Alejandro Vázquez-Guillén, procedente de Facebook o Sebastián Muriel, que había sido Director General en Red.es, entre otros muchos. Hubo quien acusó a la red social de perjudicar al tejido empresarial del sector por ofrecer salarios superiores a la media.

Los empleados de Tuenti siempre han contado que trabajaban mucho, pero que la empresa se preocupaba por mantener un un buen ambiente, un buen rollo entre gente excepcional y bien pagada.

La venta a Telefónica

Como se podía esperar, una empresa que controla tanto tráfico y que tiene un mercado de usuarios tan definido, llama la atención de los peces grandes. Después de manejar otros interesados y de meses de negociación, le acabaron vendiendo el 85% de la empresa a Telefónica por 70 millones de euros. Era el 4 de agosto de 2010 y Tuenti tenía unos 250 empleados. Pocos meses después (diciembre de 2010), Tuenti puso en marcha un operador virtual de telefonía móvil que utiliza la red de Telefónica (Movistar). Ese operador se llamó inicialmente Tú y desde 2012 pasó a denominarse Tuenti móvil. En ésta segunda época Tuenti llegó a superar los 14 millones de usuarios.

Evolución de las búsquedas de la palabra Tuenti en Google (Fuente: Google Trends)
Evolución de las búsquedas de la palabra Tuenti en Google (Fuente: Google Trends)

A finales de 2013 Telefónica pasó a controlar el 100% de la empresa (se dice que por otros 7 millones de euros). No obstante, poco a poco la red social fue cayendo en desuso hasta desaparecer completamente entre marzo de 2016 (en el que se anunció su cierre) y agosto de 2017 (en que muere definitivamente). La popularización de redes sociales globales, como Facebook, Twitter o Instagram, hicieron que los usuarios de Tuenti fuesen abandonando una red social que no dejaba de ser local.

Según Sebastián Muriel, quien en enero de 2015 sustituyó a Zaryn Dentzel como CEO de la empresa, en la caída de la red social Tuenti tuvieron más que ver Instagram y WhatsApp que Facebook. Dice también que su verdugo fue el móvil, la transición de la web al smartphone. No obstante, afirma que lo intentaron todo. Por ejemplo, crearon Messenger un año antes que Facebook y lanzaron un Netflix online donde los suscriptores podían intercambiar impresiones entre ellos mientras veían la serie.

Sea como fuese, Tuenti se ha quedado como un operador móvil orientado a jóvenes. En 2017 superaba el millón de clientes en distintos países (principalmente en España, Argentina, México y Ecuador). Paradójicamente, posiblemente Tuenti tengan muchos más beneficios y futuro  como operador móvil que como red social online.

De dónde vinieron y a dónde fueron los empleados de Tuenti
De dónde vinieron y a dónde fueron los empleados de Tuenti (ver gráfico original en Graphext )

Qué pasó con los fundadores

Tuenti fue una cuna de talentos. Muchos de sus empleados siguen jugando un papel muy relevante en el sector tecnológico español. Uno de ellos llegó a decir: ‘Empiezas a creer que lo normal es currar con gente brillante, y cuando te vas de Tuenti te das cuenta de que no es así‘. Se podrían poner muchos ejemplos, pero nos conformaremos con mencionar lo que hicieron los fundadores de Tuenti después de su salida de la empresa:

  • Zaryn Dentzel. Hasta enero de 2015 se quedó como CEO de la nueva Tuenti y en 2017 cofundó Auro New Transport Concept, la empresa que más licencias VTC tiene en España. Es el principal proveedor de licencias de Cabify o Uber.
  • Félix Ruiz Hernández. Sigue invirtiendo en startups españolas. En 2012 fundó Buytheface, una plataforma digital de descuentos y ofertas que acabaría vendiendo a Offerum. Junto con Zaryn Dentzel ha participado en empresas como Wegow, Jobandtalent o Auro New Transport Concept. También ha invertido en otras empresas como Glovo o Hawkers.
  • Adeyemi Ajao. Se ha convertido en un empresario e inversor de éxito en Silicon Valley. Su empresa Identified, que utiliza el big data para reclutar talentos, se la vendió a Workday y siguió trabajando para ellos como vicepresidente de Estrategia. Fue también fundador de Job&Talent.com y ha invertido en distintas empresas, como Cabify o Blink (adquirida por Groupon). Por último, ha creado el fondo de inversión Base10 Partners para invertir en empresas del sector de la automatización. Hace pocos años consiguió captar 137 millones de dólares para este fondo.
  • Joaquín Ayuso de Pául. Se mudó a Los Ángeles antes de que Tuenti se vendiera a Telefónica. Se encargó del diseño e implementación de todos los sistemas la red social Glass. En 2011 desarrolló un sistema de pagos en Chile. En 2018 creo Denizen, una cuenta bancaria dirigida a expatriados (el proyecto se cerró en 2019). Posteriormente, junto con el BBVA, desarrolla una idea similar, una cuenta bancaria global, para facilitarle la vida a los inmigrantes en Estados Unidos.
  • Kenny Bentley. En 2010 desarrolló el proyecto Unhosted para abogar por un internet más libre y con más protección de los datos de los usuarios. Lanzó Gatunes en 2011, una especie de Spotify español. En 2016 fue responsable del desarrollo tecnológico de la red social de opiniones Affinaty.

Más información

Puede que resulten interesantes estos otros artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *