Historia de Jazztel

Historia de Jazztel. Un éxito emprendedor

La empresa Jazztel fue creada de la nada en 1997 y, 16 años más tarde, la compraron por 3.400 millones de euros. Su fundador fue Martin Varsavsky y, cuando estaba cerca de la quiebra, fue salvada y renovada por Leopoldo Fernández Pujals. Éste, junto a su equipo directivo, lograron reposicionarla como un serio competidor en el duro mercado de las telecomunicaciones. Esta es la historia de Jazztel.

Hay dos tipos de operadores de telecomunicaciones: los que tienen su propia red y los que ofrecen sus servicios alquilando la red a los primeros. A estos operadores se les conocen como operadores virtuales. Telefónica ha sido tradicionalmente el operador dominante en España. La mayoría de los nuevos operadores que han entrado en el mercado español lo han hecho alquilando la red de Telefónica. Esto los hace dependientes y les reduce fuertemente el margen de beneficios.

Cuando Martín Varsavsky creó Jazztel, su objetivo era llegar a ser un operador independiente, no un operador virtual. El problema era que crear una infraestructura de este tipo no es nada barato. ¿Cómo se puede hacer esto con muy pocos recursos? Veamos cómo lo hizo Jazztel.

Quién es Martín Varsavsky, el fundador

Martín Varsavsky nació en Buenos Aires en 1960. Su padre es un famoso astrofísico, Carlos Manuel Varsavsky. En 1976 su familia emigró a Estados Unidos como refugiados políticos. Martín estudió economía y filosofía en la Universidad de Nueva York, además de Relaciones Internacionales y un MBA en la Universidad de Columbia.

Foto de Martín Varsavsky con su padre y el día de su graduación
Foto de Martín Varsavsky con su padre y el día de su graduación

En 1995, con 35 años, se mudó a España, adquiriendo la nacionalidad española, además de la argentina (renunció a la estadounidense). Se casó tres veces, la última en 2009, y es padre de siete hijos.

Varsavsky ha creado en España varias empresas en distintos sectores. Las más conocidas pertenecen al mundo de las nuevas tecnologías: Jazztel, Ya.com y Fon. Además de empresario, ha escrito numerosos artículos, es muy activo en redes sociales (por ejemplo, este es su blog o su Twitter), participa con frecuencia en conferencias en distintos países y desde 2012 da clases ocasionalmente en distintas universidades como la Columbia Business School, la Universidad de Columbia en Nueva York, la Universidad de Nueva York o el IE Business School en Madrid.

Creación de sus primeras empresas

Según el propio Varsavsky, para poder estudiar en la Universidad tuvo que buscarse la vida. En 1977 tuvo su primer trabajo en Nueve York como mensajero en bicicleta, “de ahí heredé mi pasión por la bicicleta, que a la postre ha sido vital para mi éxito profesional“, recordaría años más tarde. También vendió libros y, mientras estudiaba, trabajó como corresponsal en Nueva York de la revista económica española Mercado y de la argentina Ámbito Financiero.

En 1984, cuando todavía estudiaba, creó una empresa en Nueva York (Urban Capital Corporation) dedicada al negocio inmobiliario. Dos años más tarde, junto a los científicos argentinos Claudio Cuello y César Milstein (premio Nobel de medicina) fundó en Canadá una empresa de biotecnología (Medicorp Sciences). Conoció a sus compatriotas por casualidad en una fiesta y, según parece, ellos prefirieron crear la empresa con un joven de 25 años antes que con una multinacional.

En 1991 crea la empresa Viatel. Era una empresa que conseguía abaratar el precio de las llamadas internacionales entre distintos países a través del cobro revertido. Viatel construyó en 1993 una red paneuropea de fibra óptica. El éxito de esta empresa fue tal que, cuando salió a bolsa, le supuso ganancias millonarias.

En 1997, ya en España, crea la empresa Jazztel. Se trataba de un operador alternativo de telefonía fija. Poco después, en junio de 1999, dejándose llevar por la explosión de Internet de la época, crea Ya.com. Esta empresa explotaba los contenidos de Internet. Al año siguiente vendería Ya.com con una fuerte plusvalía.

Logos de Medicorp y Viatel, dos empresas creadas por Martín Varsavsky
Logos de Medicorp y Viatel, dos empresas creadas por Martín Varsavsky

En octubre de 1999 crea en Alemania la empresa EinsteinNet AG, un proveedor de servicios de software (un ASP, Application Service Provider) dirigido a empresas medianas. Posiblemente, los servicios informáticos que ofrecía en la nube de Internet (cloud computing) se adelantaron a su tiempo, lo que le supuso unas pérdidas personales de 50 millones de euros. Poco después de la venta de la empresa, el cloud computing se introdujo fuertemente en el mercado aunque, para ellos, ya fue demasiado tarde.

Aunque en este artículo abordamos la historia de Jazztel, resulta igualmente interesante leer la historia del algunas de las otras empresas que ha creado.

La creación de Jazztel

La historia de Jazztel empieza en Madrid en 1997. Martín Varsavsky fundó la empresa porque se dio cuenta que en España no había una competencia real en los servicios de telecomunicaciones. El nombre original de la empresa fue Jazz Telecom S.A.. La idea era convertirse en un operador alternativo de servicios de telefonía fija.

Lo cierto es que la creación de Jazztel no fue nada fácil. En una entrevista al periódico El Mundo en el año 2000 Varsavsky dijo: “Yo siempre aplico el mismo método a mis empresas: aporto una idea rara o diferente, algo que nadie hace, busco a inversores que la financien, formo un equipo gestor y después voy alejándome del día a día“. En esta ocasión, en este proceso aparecieron varios imprevistos.

De izquierda a derecha: Alex Zubillaga (VP de Warner Music), Michael Dell (CEO de Dell), Danny Rimer (socio de Index Ventures) y Martín Varsavsky.
De izquierda a derecha: Alex Zubillaga (VP de Warner Music), Michael Dell (CEO de Dell), Danny Rimer (socio de Index Ventures) y Martín Varsavsky (Foto: Martín Varsavsky).

Varsavsky contó con otros inversores, como George Soros o el Banco de Santander, para la creación de Jazztel. Además solicitó un préstamo ofreciendo como aval su participación del 30% en el capital de Viatel. La valoración de esta empresa en el verano de 1998 le otorgaba a Varsavsky una participación de unos 96 millones de euros. Credit Suisse le concedió un préstamo de 12 millones de euros. No obstante, la crisis bursátil del otoño de 1998 hizo que las acciones de Viatel cayeran hasta menos de un tercio de su valor. Esto le dificultó fuertemente poder cubrir el crédito para montar Jazztel.

Su primera crisis financiera

La historia de Jazztel ha sido una lucha constante contra las finanzas. El no tener efectivo para pagar el préstamo de Credit Suisse no fue más que la primera de muchas batallas.

Para colmo de males, en aquel tiempo, Varsavsky sufrió un grave accidente de bicicleta que le supusieron cincuenta puntos de sutura. Lo peor no fue eso, sino que estuvo un mes convaleciente. Esta situación puso en pánico al Santander y a Soros, quienes se apartaron del proyecto. La única alternativa que le quedó a Varsavsky para seguir adelante fue malvender un 25% de Viatel para poder hacerle frente al préstamo de Credit Suisse.

Una vez recuperado, se puso de nuevo manos a la obra para conseguir nuevos inversores que le permitieran continuar con el proyecto. Consiguió el apoyo de varios fondos (Apax Partners, Advent y Spectrum, quien años más tarde pasaría a ser el accionista mayoritario) y del banco de negocios Dresdner Kleinwort Benson. Entre todos aportaron unos 58 millones de euros, más unos cinco millones que puso Varsavsky. Por otro lado, en marzo de 1999 se hizo la primera emisión de bonos de alto rendimiento que fue todo un éxito.

Jazztel empezó a prestar servicios de telefonía alquilando las infraestructuras de Telefónica. Su primera ocupación fue fichar a su equipo directivo robándoselo a otras operadoras. Es curioso que un buen número de directivos se conocían de una peña ciclista madrileña donde estaba Varsavsky. Mientras pedaleaba, Varsavsky le propuso su proyecto a sus compañeros de pelotón, y algunos de ellos quisieron asumir el riesgo. Este es el caso de Pedro Crespo, que venía de Telefónica, Antonio Carro, que había pasado por Airtel y por Optimus (un operador móvil portugués), de Christoph Shmidt, Miguel Salís o del abogado Pedro Peña.

Creación de Ya.com

En junio de 1999 Jazztel crea su filial de Internet, JIF (Jazztel Internet Factory). Esta filial compró poco después Mixmal, un servicio de correo electrónico gratuito que contaba con 825.000 usuarios. En octubre de ese año presentan su portal Ya.com. Todas las operadoras del momento tenían su portal de contenidos. Jazztel era la que faltaba. Varsavsky lo presentó como un portal horizontal, basado en la generación de contenidos propios.

Logo de la empresa Ya.com
Logo de la empresa Ya.com

Ya.com llegó a posicionarse como la segunda empresa del sector en España, después de Terra. En el año 2000, Ya.com fue adquirida por una filial de Deutsche Telekom por 553 millones de euros. Las acciones de Ya.com se repartían en un 70% para Jazztel, un 10% para Varsavsky y un 20% para los empleados del portal.

La salida a bolsa

Volviendo a la historia de Jazztel, el año 1999 lo terminó con unos ingresos de 21 millones de euros. No obstante, tuvieron unas pérdidas de 90 millones de euros debido a las inversiones que afrontaron.

En cualquier caso, el objetivo de Varsavsky era no depender de la red de terceros, sino crear su propia red troncal de fibra óptica de 5.000 kilómetros que cubriera España y Portugal. Para ello necesitaba más inversión. La solución que encontró fue salir a bolsa.

El 9 de diciembre de 1999 Jazztel sacó a bolsa el 19,4% de su capital. La CNMV le impidió cotizar en la bolsa española debido a sus pérdidas. Eligió la bolsa estadounidense Nasdaq y la europea Easdaq. Fue todo un éxito. En aquellos años los mercados estaban ávidos de valores tecnológicos, por lo que se produjo una revalorización del 237%. La empresa Jazztel quedó valorada en 3.500 millones de euros y Martín Varsavsky tenía un 21,9% de la empresa. A pesar de ello, solo consiguieron 270 millones de euros.

Portadas de Martín Varsavsky en distintas revistas
Portadas de Martín Varsavsky en distintas revistas

Jazztel no levanta cabeza

El año 2000 fue realmente movido. Invirtieron en ir creando su red y pronto se quedaron sin recursos. Con la crisis de las punto com de esos años era difícil financiarse. Se le presentó la oportunidad y no dudaron en vender su empresa Ya.com a Deutsche Telekom por la que consiguieron unos buenos beneficios. El resto de la financiación necesaria la consiguieron emitiendo bonos por los que pagaban unos altos intereses.

Jazztel comenzó a ofrecer acceso a Internet para particulares en el año 2002. Ofrecía dos modalidades de acceso: acceso telefónica a 56 kbps y acceso de banda ancha con ADSL a 256/128 Kbps (por 39 euros mensuales).

A pesar de los esfuerzos, las cosas no estaban saliendo como esperaban. Los ingresos de Jazztel por su servicio telefónico y ADSL eran escasos. Seguía teniendo una cuota de mercado pequeña y vendiendo productos a bajo precio con una red que, en buena parte, se la seguían alquilando a Telefónica. Por otro lado, la creación de su propia infraestructura de red y el pago de los intereses la dejaron rápidamente sin capital. Al cierre del tercer trimestre de 2002 Jazztel había perdido 41,4 millones de euros.

Varsavsky se va de Jazztel

Varsavsky llamó a los fondos e inversores tenedores de bonos y les contó la situación de la empresa. En breve quebrarían y lo perderían todo. Ante esa situación, la única alternativa era ampliar capital. Los bonistas instrumentaron una macro ampliación de capital multiplicando por diez el número de acciones de Jazztel en circulación. Los bonos se cambiarían por acciones y ellos se harían con el control de más del 90% de las acciones de Jazztel. El acuerdo pasaba por la dimisión de Varsavsky como Presidente de la empresa. Su participación quedaría reducida al 2% y el fondo Spectrum Equity pasó a ser el nuevo accionista principal.

El año 2002 supuso un cambio drástico en la historia de Jazztel. Massimo Prelz Oltarmonti, que había sido Consejero desde 1998, pasó a ser el nuevo presidente de Jazztel. También saldrían de la empresa otros fundadores como Miguel Salís o Alfredo Pastor. El puesto en el Consejo de este último lo ocupó Bill Collatos, presidente de Spectrum Equity, nuevo hombre fuerte de la empresa.

Tienda de Jazztel
Tienda de Jazztel

Jazztel a punto de quebrar

En 2004 Jazztel empezó a ofrecer ADSL con infraestructura propia, lo que le supuso un esfuerzo inversor considerable. Lo cierto es que las cosas no terminaban de ir bien. Jazztel empezó a tener serios problemas financieros. La situación le llevó a emitir y vender bonos basura (con rating Caa).

En verano de 2004 la situación de la empresa llegó a ser tan crítica, que muchos pensaron que había llegado su final. Había acumulado una deuda muy abultada y no conseguía hacer crecer su cartera de clientes, lo que le impedía financiarse.

Aparece Leopoldo Fernández Pujals

En esta situación extrema, aparece un nuevo actor: Leopoldo Fernández Pujals. Éste jugará un papel determinante en la historia de Jazztel. No solo la sacó de la quiebra, sino que la llevó al éxito empresarial en el que se convirtió.

Leopoldo Fernández Pujals era hijo de un notario asturiano y de una arquitecta catalana. Él nació en Cuba, aunque su familia se mudó a Estados Unidos tras el estallido de la revolución en 1959. Creció en ese país, entró en los Marines, luchó en la guerra de Vietnam y volvió con una medalla y el grado de capitán. Estudió finanzas y trabajó como comercial en Procter&Gamble primero y luego en Johnson&Johnson.

Leopoldo Fernández Pujals
Leopoldo Fernández Pujals

En 1981 vino a España como Director de Marketing de Johnson&Johnson. Lo primero que hizo fue presentar un proyecto de reorganización de la división de ventas. Se lo aprobaron, pero nombraron a otra persona como responsable. Esto lo decepcionó profundamente. En 1987 decidió dar un cambio radical a su vida y creó Telepizza. Esta empresa creció enormemente en los años siguientes llegando a tener 800 tiendas en varios países. En 1999 vendió todas sus acciones por 300 millones de euros.

La compra de Jazztel por Leopoldo Fernández

Fernández Pujals no tenía mucha idea de telecomunicaciones. De hecho, no tenía ni una cuenta de correo electrónico. Sin embargo, en septiembre de 2004 se hace con el 24.9% de las acciones de Jazztel por 62 millones de euros (0.24 euros por acción). La entrada de este nuevo socio mayoritario fue un gran revulsivo para la empresa. En pocos meses la acción supero el euro y al año siguiente pasó a valer 1,6 euros por acción.

Dicen que fue en un campo de golf de Mallorca donde le propusieron a Leopoldo Fernández invertir 15 millones de euros en Jazztel. Fernández estudió la situación de la compañía y decidió invertir, no 15, sino los 62 millones de euros mencionados. Fernández se trajo a buena parte de su equipo de Telepizza. Para él, afirmaría, vender telecomunicaciones no era muy diferente a vender pizzas. Tomó otras dos decisiones importantes: reestructurar la deuda, incluyendo un acuerdo con los tenedores de los bonos para una quita del 50%, y firmar la paz con Telefónica, con la que mantenía decenas de pleitos legales.

En 2005 Jazztel hizo una apuesta por ofrecer acceso a Internet a bajo precio. Lo primero fue ofrecer una conexión de hasta 20 megas de ADSL2+ para particulares. La respuesta fue masiva y la empresa no fue capaz de instalar todas las peticiones de nuevos clientes. A finales de año superaba los 100.000 clientes de banda ancha fija (ADSL). Aunque, comparada con un mercado de más de cinco millones de líneas en funcionamiento, la cifra no era muy elevada, para Jazztel supuso un gran cambio.

José Miguel García y Leopoldo Fernández Pujals
José Miguel García y Leopoldo Fernández Pujals

La llegada de José Miguel García como nuevo responsable

Fernández Pujals quizás no sabía de telecomunicaciones, pero demostró que sabía gestionar una empresa. Después de esta etapa inicial, en 2006 se decidió a nombrar a José Miguel García Fernández como máximo responsable ejecutivo de la compañía. García Fernández tenía una gran experiencia en el sector de las telecomunicaciones. Lo primero que hizo fue contratar a un nuevo equipo directivo.

García resultaría decisivo en la historia de Jazztel. Aunque en el primer trimestre de ese año acumularon unas pérdidas de 64 millones de euros, lograron realizar una ampliación de capital por valor de 120 millones de euros. En el segundo trimestre del año duplicaron las pérdidas, pero habían logrado aumentar considerablemente su cartera de clientes y daba la sensación de que las cosas empezaban finalmente a funcionar.

En 2006 anunciaron el lanzamiento de su oferta de canales de televisión a través de línea ADSL. Lo llamaron Jazztelia TV. Ofrecían 30 canales de TV por tres euros al mes.

El nuevo servicio de atención al cliente los llevó a dar beneficios

La circunstancias hicieron que Jazztel se convirtiera en 2006 en el blanco de todas las quejas. Fue calificada como la peor empresa de telecomunicaciones por su pésimo servicio de atención al cliente. Este desastre llevó a Fernández Pujals y a García a reestructurar el servicio y crear uno nuevo con personal propio y formado. “Si el secreto de Telepizza era la masa, el de Jazztel está en el servicio al cliente”, diría José Miguel García.

En 2008 Jazztel se decidió a ofrecer servicios de telefonía móvil como operador virtual y mejoró su oferta de servicios de acceso a Internet. Lanzó una modalidad de conexión a Internet a 6 Mbps. Jazztel seguía dando pérdidas pero, poco a poco, se iban reduciendo las mismas y el número de clientes iba creciendo. Las acciones empezaron a subir de valor.

El nuevo servicio de atención al cliente de Jazztel
El nuevo servicio de atención al cliente de Jazztel

En 2010 Jazztel superó los 850.000 clientes de ADSL. A final de año consiguió ofrecer los primeros beneficios de su historia: 7,2 millones de euros. Fernández Pujals aprovechó esta situación para vender buena parte de sus acciones por 26,4 millones de euros. Su nueva participación en Jazztel pasó a ser del 15% de las acciones.

Su nueva imagen Low-cost

El alcanzar una cierta estabilidad financiera les permitió centrarse en ofrecer nuevos servicios que les diferenciasen de la competencia. Para ello, se centraron en dar una imagen de empresa low-cost (de precios bajos).

Comercialmente, lanzaron una conexión VDSL2 de hasta 30 Mbps y comenzaron a ofrecer tarifas de telefonía móvil para hablar y navegar. Por otro lado, abandonaron el experimento de Jazztelia TV y lo sustituyeron por ofrecer servicios conjuntos con Digital+, una plataforma de televisión de pago con una oferta de más de 150 canales.

Durante esos años Jazztel era conocida por sus campañas de televentas super agresivas. Este acoso constante produjo las quejas de no pocos ciudadanos que, incluso años más tarde, se niegan a ser clientes de Jazztel, independientemente de su oferta. Lo cierto es que, a pesar del coste de imagen que eso supuso, Jazztel siguió creciendo con fuerza hasta superar el millón de líneas de ADSL durante 2011. En ese año consiguieron unas ventas de 754 millones de euros con un beneficio neto de 51 millones de euros.

Router Jazztel VDSL2 de 30 Mbps
Router Jazztel VDSL2 de 30 Mbps

Consecución de la estabilidad financiera

En el año 2012, Jazztel apostó por la convergencia de servicios. Fue uno de los primeros operadores en España en ofrecer un paquete de servicios fijo y móvil por un precio competitivo. La idea era sacrificar un poco su ingreso medio por cliente (ARPU) a cambio de conseguir captar un gran número de nuevos clientes y tenerlos más fidelizados.

Por otro lado, ese año 2012 decidieron apostar por ofrecer fibra en el hogar (servicio conocido como FTTH). Para ello, llegaron a un acuerdo con Telefónica para compartir la instalación vertical del interior de los edificios de viviendas.

En 2013 Jazztel consiguió saldar su deuda con los bonistas y situó la ratio de deuda sobre Ebitda en el 0,54%, un lujo financiero. A finales de 2014 Jazztel contaba con una extensa red de fibra óptica FTTH, tenía 1,5 millones de clientes de ADSL, cien mil de fibra y casi dos millones de clientes de telefonía móvil.

Sede de Jazztel en Madrid
Sede de Jazztel en Madrid

El intento de compra de Yoigo

Los grandes operadores existentes en España, Movistar, Vodafone y Orange, hacían sus movimientos para sacar provecho de cualquier oportunidad en el mercado. Había rumores de todo tipo.

La empresa Yoigo ofrecía servicios virtuales de telefonía móvil. Sus dueños, Telia Sonera, ya habían mostrado su intención de venderla por 1000 millones de euros. A mediados de 2014 se hablaba de la conveniencia de una fusión entre Jazztel y Yoigo. Jazztel tenía red propia y Yoigo podía aportar su base de clientes. Estoy haría crear un cuarto operador con una cierta relevancia. Jazztel llegó a ofrecer 500 millones por la compra de Yoigo, pero esta oferta no le pareció suficiente a sus dueños.

Evolución de la capitalización de Jazztel en bolsa (millones de euros)

La compra de Jazztel por parte de Orange

En este entorno de juego de estrategias, Orange movió ficha en septiembre de 2014: ofreció 3.400 millones de euros en efectivo por Jazztel. Vodafone había anunciado que se hacía con ONO y Orange no quería quedarse descolgada del grupo de cabeza. Por otro lado, Orange calculó que la compra generaría unas sinergias superiores a los 1.000 millones de euros, una cifra nada despreciable.

Lo cierto es que surgieron problemas regulatorios (la CNMV en España y la Unión Europea tuvieron que autorizar la compra) y algunos de los propietarios importantes pusieron inconvenientes. Esto hizo que la compra se complicara lo suficiente como para no poder hacerse efectiva hasta principios del 2016.

Fernández Pujals era dueño en aquel momento del 14.48% de la empresa. José Miguel García, máximo responsable del milagro, se llevaría unos 29 millones de euros entre bonus y acciones. Otros diez altos directivos se repartieron unos 30 millones de euros.

Por cierto, Orange mantuvo la marca Jazztel y opera servicios en España tanto con la marca Orange como Jazztel.

Orange compra a Jazztel
Orange compra a Jazztel

Qué pasó con el fundador y salvador de Jazztel

Tanto Martín Varsavsky como Leopoldo Fernández Pujals son dos personas con un carácter puramente emprendedor. Ambos han sido fundamentales en la historia de Jazztel, pero las carreras profesionales de ambos son mucho más que Jazztel.

  • A Martín Varsavsky se le conoce como el hombre de los cinco unicornios. En el mundo del emprendimiento se le llama unicornio a las empresas que logran valer más de 1000 millones de dólares. Martín Varsavsky ha creado siete empresas y cinco de ellas lo han logrado (Viatel, Jazztel, Ya.com, Eolia y Fon). Además ha apoyado a muchas empresas ajenas que han logrado ser unicornios (como Tumblr o 33andMe) o, en todo caso, han conseguido ser empresas de éxito. Este es el caso de Hipertextual, Reclamador, Menéame o Todoexpertos. Martín Varsavsky es inversor en multitud de empresas de distintos sectores y ha recibido distintas distinciones por su actividad emprendedora en distintos países. No hay que olvidar tampoco su importante actividad filantrópica, entre las que destaca la Fundación Varsavsky.
  • Leopoldo Fernández Pujals tiene casa en Madrid y en Miami, además de otras. Está casado y tiene cinco hijos varones. Es un hombre discreto que apenas se deja ver en entornos empresariales o actos públicos. Tiene una yeguada en Segovia llamada Centurión (en honor al apellido de un abuelo). Es de caballos de pura raza española. Es autor del libroApunta a las estrellas y llegarás a la luna: Convierte tus sueños en éxitos‘ publicado por Espasa en 2014. En 2021 produjo la película ‘Plantadossobre el presidio político cubano. Ese año ocupaba el puesto 57 de las fortunas más grandes de España. Por otro lado, hace más de veinte años que creó la Fundación Leopoldo Fernández Pujals para el fomento de la investigación científica de enfermedades.

Más información sobre historias de éxito emprendedor

Seguro que también le resultarán de interés estos otros artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.