Escribir en Twitter

Escribir en Twitter

El objetivo de Twitter es que sus usuarios escriban reflexiones sobre su vida personal, qué es lo que hacen, qué piensan, qué les preocupa, qué idea o pensamiento les parece interesante sobre cualquier tema, etc. En el caso de que la cuenta de Twitter sea corporativa, la idea es reflexionar sobre cualquier asunto de la empresa para mantener informados a sus clientes o usuarios, actuales o potenciales, sobre la empresa, la marca o los productos y servicios de la misma. Reflexionemos un momento sobre cómo escribir en Twitter.

En general, se escriben textos para que personas desconocidas lo lean. Por tanto, para que esto ocurra, estos textos deben informar, promover la participación o entretener. Por otro lado, lo que esperan los autores de tweets es que sus textos generen inmediatamente una gran respuesta, ya que, a diferencia de un blog, Twitter es, sobre todo, una red social donde se busca la participación de todos sus usuarios.

Twitter sabe que la red existe gracias a que sus usuarios escriben. Por este motivo, Twitter invita a todos los usuarios a que escriba. El campo de escritura de Twitter está encabezado por la sugerente pregunta ¿Qué está pasando? Escribir un tweet es tan fácil como escribir un texto en este espacio. El texto está limitado a una longitud máxima de 280 caracteres. Hace unos años se ampliaron de los 140 iniciales. Si se desea, se puede incluir un enlace url. De la misma forma, se puede copiar un texto de otro sitio y pegarlo aquí. La única precaución es la de no sobrepasar los 280 caracteres. Al terminar se hace clic sobre el botón Twittear y listo. Acabamos de publicar un tweet.

Escribir en Twitter
Escribir en Twitter

Todos los tweets que escribimos aparecen en nuestro perfil público. A esta página se puede acceder directamente escribiendo en el navegador la dirección www.twitter.com/nombre_de_usuario. En la parte alta aparece el nombre de usuario y debajo el número de tweets que llevamos escrito. En la parte alta se puede ver también la imagen que se haya elegido para el perfil. Debajo de todo esto se muestra la relación de tweets escritos.

Si hemos escrito un tweet y no nos gusta, podremos borrarlo desde nuestra página de inicio. Es importante destacar que, al eliminar el tweet, desaparecerá de la base de datos de Twitter como uno de nuestros tweets; no obstante, si alguien ha hecho un retweet, esto es, si ha reenviado el texto, dicho texto seguirá existiendo en la relación de tweets propios de esa otra persona. Por otro lado, es posible que algún buscador o aplicación externa de Twitter haya incluido el texto en algún directorio, por lo que, salvo que el texto se borre inmediatamente o se tenga seguidores muy poco activos, nunca se puede estar seguro de que el texto haya sido borrado completamente.

Sobre qué escribir en Twitter

En sus comienzos Twitter invitaba a sus usuarios a escribir preguntándole sobre lo que hacían. La pregunta con la que Twitter encabezaba el campo de escritura era: ¿Qué haces? (What are you doing?). Sin embargo, salvo excepciones, a nadie le interesa leer tweets con frases como, Estoy en un atasco, Necesito un café o Estoy trabajando. Por este motivo, actualmente, la frase con la que Twitter invita a escribir a sus usuarios es ¿Qué está pasando? (What’s happening?).

La idea no es tanto describir literalmente lo que se hace, sino expresar lo que se piensa: Otra vez en un atasco. ¿Por qué no hay coches diseñados específicamente para los atascos? Con autoconducción, por ejemplo. Por otro lado, salvo que se sea una persona conocida o relevante socialmente, un tweet no tiene por qué tratar necesariamente sobre experiencias personales, también pueden informar, promover la participación o entretener abordando temas específicos como la tecnología, los viajes, la política, el humor, etc.

Los temas sobre los que escribir pueden ser muy diversos, todo depende de los motivos que nos llevan a escribir en Twitter. Éstas son algunas alternativas:

  • Socializar. Si queremos utilizar Twitter como una herramienta que nos permita estar en contacto con nuestros amigos y encontrar nuevas amistades, buscaremos mantener conversaciones personales, contar lo que hacemos, compartir enlaces, archivos, fotos, etc.
  • Reflexionar. Si nos gusta proponer reflexiones, posiblemente escribiremos posicionándonos en algún tema para provocar una respuesta o para defender una línea de pensamiento.
  • Liderar. Si somos personas entusiastas a las que nos encanta contar lo que pensamos en cada momento, escribiremos textos defendiendo nuestras ideas con pasión, no tanto buscando la reflexión, sino la sensación de que podemos influir en los demás para conseguir alguna meta.
  • Informar. Si somos personas que nos gusta escribir textos sobre lo que ocurre a nuestro alrededor, con la simple intención de informar, posiblemente nos gustará leer, mantenernos informados, analizar y compartir nuestras conclusiones.
  • Animar. Si lo que nos gusta es hacer reír a los demás, posiblemente nos centraremos en elaborar textos divertidos o en proponer enlaces curiosos.
  • Promocionarnos. Es posible que nuestro objetivo sea llamar la atención sobre nosotros mismos o sobre nuestra empresa. En este caso nos centraremos en escribir sobre el valor que podemos aportar a los demás.

Lo cierto es que, escribamos sobre lo que escribamos, tarde o temprano aparecerá alguien que nos siga, alguien que haya leído alguno de nuestros tweets y que le parezca lo suficientemente interesante como para querer leer todo lo nuevo que escribamos. Ciertamente, todos buscamos tener un gran número de seguidores, pero el número no basta. El objetivo es que esos seguidores sean el tipo de personas que buscamos.

Si somos, por ejemplo, aficionados al cine, nos interesará que nuestros seguidores también lo sean, para que el intercambio de opiniones resulte interesante. Por otro lado, si somos una empresa, posiblemente nos interese dirigir nuestras comunicaciones a los clientes actuales, a los futuros o a los prescriptores. No nos interesa tener miles de seguidores que nunca se relacionarán con nuestra empresa.

Escribir en Twitter
Escribir en Twitter

Por tanto, no es tan importante mirar cada día el número de seguidores que se va consiguiendo, sino centrarse en los temas sobre los que se desea escribir y en las conversaciones que interesa mantener. En realidad, los seguidores vendrán de la mano de la calidad (no necesariamente técnica) de nuestros tweets y de las relaciones que construyamos.

No obstante, si tenemos posibilidades de escribir de varios temas y nos hace ilusión tener un gran número de seguidores, los temas que más seguidores generan en la red son los siguientes:

  • Entretenimiento. Suelen ser tweets que comparten enlaces a sitios divertidos, chistes, vídeos, juegos o cualquier otra curiosidad, con el único propósito de divertir. Como podemos imaginar, hoy en día son muy frecuentes los enlaces a Youtube.
  • Noticias. Quizás, una de las características más destacadas de Twitter es que ofrece la posibilidad de que cualquier persona se pueda convertir en un periodista local. Frecuentemente, el primer sitio de internet donde aparece una noticia es en Twitter. El caso más famoso es el del accidente de avión en el río Hudson en Nueva York. Un pasajero de un Ferry escribió un tweet desde su iPhone: Hay un avión en el Hudson.  Voy en el ferry que se dirige a rescatar a la gente. ¡Una locura! Los comentarios sobre noticias recientes sirven también para contrastar opiniones o, incluso, explorar cuál es la tendencia de la opinión pública sobre algo.
  • Ayuda y apoyo. Frecuentemente, se utiliza Twitter para solicitar y ofrecer ayuda o consejos. Twitter es una red social y, por tanto, una buena herramienta para la participación y la integración en una comunidad online de la que se puede esperar apoyo y a la que se presta apoyo.

El primer tweet

Frecuentemente, lo más complicado no es escribir el tweet número veinte o el cien, sino el primero. El texto en blanco nos asusta a todos, y más cuando todavía no lo hemos rellenado nunca. Como sugerencia, podríamos decir que el primer tweet podríamos utilizarlo para presentarnos, indicar sobre los que pretendemos escribir o algo similar.

Si no se está seguro sobre lo que escribir, también se puede empezar a participar en Twitter de dos formas:

  • Responder un tweet. Si encontramos un tweet de interés, simplemente tenemos que hacer clic sobre el botón Responder y escribir un comentario. Escribir un tweet original puede intimidar, pero responder a uno existente resultará mucho más sencillo. La respuesta le llegará al autor del tweet, quien, si lo ve interesante nos responderá a través de un mensaje directo, al que se podrá responder de nuevo. Este intercambio de respuestas y mensajes directos es una de las formas de conversación que ofrece Twitter.
  • Realizar una pregunta. Si no se tiene un argumento claro que expresar, se puede escribir un tweet donde se pregunte sobre algo. ¿Qué pensáis sobre…?. Esto puede dar pie a recibir algunas respuestas que inicien una pequeña conversación.

Por último, hay que ser conscientes de que cuando se escriben los primeros tweets siempre tenemos la impresión de estar hablando solo, de que nadie nos lee. Éste es el principal motivo por el que los nuevos usuarios dejan de escribir en Twitter. No obstante, el objetivo de los primeros textos de Twitter no debe ser atraer rápidamente la atención de los demás, sino el ir construyendo poco a poco un historial de textos de calidad que acaben despertando interés e incentivando a nuevos seguidores.

Más información

REF: TW-PG81

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *