Historia del ordenador personal

Historia del ordenador personal PC

El ordenador personal o PC ha jugado un papel fundamental en nuestra vida diaria. Laboralmente es una pieza clave para un gran número de puestos de trabajo y personalmente supone una gran herramienta para la creatividad y el entretenimiento. Veamos la historia del ordenador personal PC.

Aunque los primeros ordenadores se crearon en los años 1940, éstos no utilizaban microprocesadores. Hasta los años 70, el ordenador era algo exclusivo de las grandes corporaciones. En 1943, el presidente de IBM, Thomas J. Watson , dijo: ‘Creo que hay un mercado para cinco computadoras en el mundo‘. Esto nos da idea de la exclusividad de los primeros tiempos. En 1971 se inventó el microprocesador, lo que trajo el desarrollo de los ordenadores personales y el surgimiento de toda una industria que cambiaría la sociedad.

Como hemos apuntado, la introducción del ordenador personal supuso una gran revolución, tanto en el mundo de la empresa como en los hogares. De pronto, aquello que todas las empresas hacían a mano se podía automatizar. Gestionar la contabilidad, hacer las nóminas o preparar informes no volvieron a ser lo mismo. Lo que se tardaba días en hacer, de pronto, se podía realizar en pocas horas.

Esta revolución llegó también al hogar, donde cada vez más personas abandonaban la máquina de escribir por la comodidad del procesador de textos. El ordenador personal supuso también una nueva forma de entretenimiento. El juego come cocos (Pac-man) o el simulador de vuelos de Microsoft (Microsoft Flight Simulator) son de aquella época. También lo son aplicaciones como la hoja de cálculo (Lotus 1-2-3), el procesador de textos (WordStar) o el gestor de bases de datos (dBase II o clipper).

Creación del entorno apropiado

A finales de los años 1930 y principios de los 1940, a la Leland Stanford Junior University, más conocida como Universidad de Stanford, se les ocurrió la idea de alquilar terrenos de la universidad para crear el Parque Industrial Stanford.

En ese entorno se crearon empresas míticas como Schockley Semiconductor Laboratory. Esta empresa fue fundada por William Schockley, premio Nobel y coinventor del transistor. Empleados de Schockley crearon Fairchild Semiconductor en 1957. Fairchild es la primera empresa mundial que trabajaba exclusivamente con silicio. A su vez, empleados de Fairchild, ya desaparecida, crearon otras compañías importantes de semiconductores de la zona, entre ellas Intel o AMD.

A comienzos de 1970, toda la zona de Silicon Valley estaba repleta de empresas de semiconductores que abastecían a las empresas de ordenadores, también situadas en la zona. El entorno de Silicon Valley ha jugado un papel clave en la historia de los microprocesadores. De hecho, la mayoría de las empresas importantes del sector, siguen teniendo sede en este lugar.

Garaje en el que empezó  Hewllet-Packard
Garaje en el que empezó Hewlett-Packard

Silicon Valley ha dado lugar a muchas historias. La más conocida quizás sea la de los ‘chicos del garaje‘. Willian R. Hewlett y David Packard fueron alumnos de Universidad de Stanford. Para poder ganar algo de dinero, decidieron instalar un pequeño taller de electrónica en el garaje de la casa donde se alojaban. Construyeron un oscilador de audio, un instrumento de prueba utilizado por los ingenieros de sonido. Se vendió tan bien que, en 1939 acabaron creando la compañía Hewlett-Packard. Tan solo dos años más tarde, ya tenían un centenar de empleados, diez años después contaban con 200, y en 1984 alcanzaron los 80.000 empleados.

Gracias a al ambiente tecnológico e industrial creado por la universidad de Stanford, la zona ha atraído a multitud de emprendedores e inversores que ha dado como resultado a este ecosistema único.

Por cierto, el nombre de Silicom Valley o Valle del Silicio se lo dio C. Hoefleren 1971 cuando era director de un pequeño semanario llamado Microelectronics News.

Nacimiento del microprocesador

En el año 1971, la empresa japonesa Busicom, fabricante de calculadoras, contactó con Intel para que le integrara en un solo chip todos los circuitos electrónicos de su nueva calculadora. Intel le encargó este proyecto a Ted Hoff, quien, en vez de hacer un circuito cerrado para ese propósito específico, se le ocurrió hacer un procesador de información de uso general. La particularidad era que podía ser programado para distintas tareas.

A finales de 1971 Intel tenía disponible su nuevo circuito integrado: el Intel 4004. Como se trataba de un tipo de circuito diferente, al año siguiente le dieron el nombre de microprocesador. Rápidamente se vio el gran potencial de este nuevo tipo de circuitos. Distintas empresas se apuntaron. En 1974 ya había 19 modelos de microprocesadores, en 1975 el número era de 40, y en 1976, de 54.

El primer microprocesador de la historia, el Intel 4004
El primer microprocesador de la historia, el Intel 4004

El Intel 4004 constaba de 2300 transistores, un sumador de números de 4 bits, 16 registros de 4 bits, un registro acumulador, una pequeña pila de estados lógicos (stack), un bus de datos de 4 bits, un juego de 45 instrucciones y podía gestionar hasta 45 bytes.

El Intel 8008, creado en 1972, mejoraría considerablemente las características de su predecesor. En cualquier caso, aunque estos primeros microprocesadores tenían ciertas capacidades de programación, en realidad estaban pensados para cumplir una función específica, por ejemplo, ser utilizados para fabricar una calculadora.

En 1974 aparece el que se considera como el primer microprocesador de propósito general: el Intel 8080. Su juego de instrucciones se aumentó a 111 y su capacidad de direccionamiento a 64 Kbytes. Con el Intel 8080 se empezó a imaginar claramente el gran potencial que tenían estos pequeños chips.

Microprocesadores Intel 8080 y Motorola 6800
Microprocesadores Intel 8080 y Motorola 6800

Ese mismo año nació otro mito: el primer microprocesador de Motorola, el M6800. Este microprocesador fue utilizado por varios de los primeros ordenadores creados en los años 1970.

Los primeros ordenadores personales

Hasta la fecha, los ordenadores eran sistemas grandes y caros que solo se podían permitir los gobiernos y las grandes empresas. Además, los usuarios finales de estos equipos no interactuaban directamente con la máquina, sino que preparaban las tareas en tarjetas perforadas que luego introducían en el ordenador para que las ejecutara. La última tecnología de estos grandes equipos, a los que curiosamente se les llamaba minicomputadoras, los equipaba con multitud de chips individuales, pero no disponían de microprocesadores en un chip.

La primera aportación de los microprocesadores al mundo de los ordenadores se produjo de la mano de los ordenadores personales. Esto es, se empezaron a crear pequeños ordenadores de uso individual. Estas primeras unidades se vendían a menudo como un kit electrónico dirigido principalmente a aficionados. Por ejemplo, la revista de electrónica estadounidense Radio-Electronics presentó en 1974 el kit Mark-8 (basado en el Intel 8008). Poco después, la revista Popular Electronics describía cómo fabricarse un ordenador basado en el Intel 8080.

Revistas de electrónica de la época
Revistas de electrónica de la época

Aunque no tiene nada que ver con la historia, permítanme mencionar que yo mismo construiría uno de estos unos años más tarde. En aquel caso, rediseñe las placas de circuito impreso para adaptar el equipo a los componentes que encontré en las tiendas de electrónica de mi barrio. Hay que recordar que, en aquellos tiempos no había Internet. El microprocesador utilizado fue el MOS 6502, la CPU más barata que vendían entonces.

Los primeros ordenadores que tuvimos en casa

Se suele decir que 1977 fue el año del lanzamiento masivo de los ordenadores personales. Los más famosos en Estados Unidos fueron el Apple II (evolución del Apple I que Steve Wozniak había construido en su garaje pocos años antes), el TRS-80 (Tandy Radio Shack Z-80) y el Commodore PET 2001. En Europa teníamos el ZX Spectrum o los CPC de Amstrad. EL Apple II y el primer modelo de Commodore utilizaban los microprocesadores 6502 de MOS. Los otros tres modelos utilizaban los microprocesadores Z80 de Zilog. Se vendieron millones de unidades.

Ordenadores Commodore 64 y ZX-spectrum
Ordenadores Commodore 64 y ZX-spectrum

En 1978 apareció otro famoso microprocesador: el Intel 8086. Éste disponía de un bus de datos de 16 bits y una capacidad de direccionamiento de 1 Megabytes. Le siguieron muchos otros microprocesadores, como el Z8000 de Zilog, el NS16000 de National, el TI9900 de Texas Instruments o el 68000 de Motorola. Éste último es el que venía en los primeros modelos de Apple Macintosh lanzados en los años 1980.

Nacimiento del IBM PC

IBM vio el gran potencial que estaban teniendo los ordenadores personales. En 1980 crearon un equipo, dirigido por William C. Lowe, para diseñar el ordenador personal de IBM. Este equipo recomendó que, para acelerar el proceso de fabricación, debiera hacerse un diseño abierto donde los componentes fueran aportados por otros fabricantes.

En agosto de 1981 IBM lanzó un nuevo ordenador personal al que denominó IBM PC (por personal computer). Este primer PC no solo cambiaría drásticamente la historia de la informática doméstica y empresarial, sino que lanzaría al estrellato a empresas como Microsoft e Intel. Microsoft aportaría el sistema operativo DOS e Intel aportaría el microprocesador de arquitectura x86.

Cuando se creó el primer PC, los ordenadores personales de la época eran de 8 bits (bus interno). No obstante, el legendario fundador de Microsoft Corporation, Bill Gate, convenció a IBM para hacer del PC un ordenador de 16 bits. IBM eligió el microprocesador 8088 de Intel para su primer PC. Este tenía un bus interno de 16 bits, pero a diferencia del 8086, su bus de datos externo era de tan sólo 8 bits, con lo que podía trabajar con los componentes de 8 bits, que en esa época eran mucho más baratos y abundantes que los de 16 bits.

Ordenador personal IBM-PC de 1981
Ordenador personal IBM-PC de 1981

Cuando IBM se decidió por utilizar la arquitectura x86 de Intel, no quería depender de un solo proveedor. Así que le exigió a Intel que licenciara la fabricación de sus microprocesadores para que otras empresas pudieran fabricarlos. Entre ellas, estaba AMD. Aunque unos años más tarde Intel dejó de licenciar sus diseños, esto fue el comienzo de la lucha tecnológica entre Intel y AMD (ver el artículo Historia de Intel vs AMD).

Cómo Microsoft se hizo con el sistema operativo del IBM PC

IBM quiso desarrollar el proyecto del PC a corto plazo. Como no tenían un sistema operativo propio para este proyecto, lo buscaron fuera. Un ingeniero de software amigo del Lowe, el Director del proyecto, conocía vagamente a Bill Gates. En aquel tiempo, Gates tenía 24 años y había abandonado la Universidad de Harvard para entrar en el negocio de los ordenadores. Había creado la empresa Microsoft y ya contaba con 31 empleados.

En julio de 1980 se reunieron con Gates y, lo cierto, es que no les impresionó. Así que acudieron a la que entonces era la empresa de software más reconocida del momento, Digital Research. Sin embargo, el Presidente de Digital, Gary Kildall, prefirió no asistir a la reunión porque quería pilotar su avión nuevo. Los abogados que acudieron en su lugar se centraron en temas legales. Los de IBM se fueron con la impresión de que Digital no les tomaba en serio y que su única opción a corto plazo era Microsoft.

Por su parte, Bill Gates se dio cuenta que Microsoft no podía escribir un sistema operativo desde cero en los plazos que les marcaba IBM. Para resolverlo, compró un sistema operativo llamado QDOS (acrónimo de Quick and Dirty Operating System) para adaptarlo. Microsoft pagó 75.000 dólares por QDOS. IBM quería que Microsoft fuese completamente responsable de hacer funcionar el sistema operativo. Así que Microsoft conservó todos los derechos del mismo.

Sistema operativo MS-DOS
Sistema operativo MS-DOS

Microsoft terminó desarrollando el sistema operativo del IBM PC y le puso el nombre MS-DOS, sistema operativo de disco (IBM lo vendía como PC-DOS). Gracias a esto, y a que tenía todos los derechos del mismo, Microsoft terminaría estableciendo los estándares del sistema operativo del PC. Diez años más tarde, Microsoft alcanzaría el valor de mercado de 27.000 millones de dólares.

Aunque le salieron algunos competidores, como el DR-DOS (Digital Research DOS) surgido en 1988, finalmente Microsoft dominó completamente este mercado.

Gloria y muerte de IBM PC

Nadie se imaginó lo que sucedería a continuación. Las ventas del ordenador IBM PC superaron todas las expectativas. El PC de IBM generó el primer año más de mil millones de dólares en ingresos. Otras empresas, como Apple o Tandy Corp ya vendían ordenadores personales desde hacía tiempo (desde 1977), pero hasta que IBM no creó su famoso PC no estalló el mercado. EL IBM PC se convertiría en el estándar de la industria.

Este éxito atrajo a otras muchas marcas a crear sus propios ordenadores compatibles con el de IBM. En 1982, Compaq replicó legalmente el BIOS de IBM PC, demostrando que podía copiarse. Luego empezaron a aparecer empresas que vendían modelos clónicos a un precio muy inferior. El primer clon compatible con PC fue lanzado en junio de 1982, menos de un año después del debut del PC.

Adicionalmente, el software para PC creció rápidamente. Se habló que un año después del lanzamiento del PC había más de 750 paquetes de software disponibles. Esto es cuatro veces más que lo que consiguió Apple el primer año.

Todo lo anterior hizo que el mercado de clientes de este tipo de ordenadores creciera fuertemente. El interés no estaba solo en la empresa, sino que más de la mitad de las ventas eran a usuarios particulares. En 1984, los ingresos de IBM del mercado del PC eran de 4.000 millones de dólares.

Ordenador personal moderno (Lenovo Yoga)
Ordenador personal moderno (Lenovo Yoga)

Sin embargo, IBM era un empresa gigante. El grueso de su negocio no era la venta de PC, por lo que nunca le prestó una excesiva atención. Aunque, excepcionalmente había logrado desarrollar el PC muy rápidamente, IBM era una empresa muy burocrática. En cuanto se normalizaron los procedimientos internos, empezaron a alejarse del mercado y cometer grandes errores estratégicos. El resultado fue que en 2005, el fabricante chino de ordenadores Lenovo Group compró el negocio de PC de IBM por 1.750 millones de dólares.

El gran mérito del IBM PC

IBM no inventó el ordenador personal, ni hizo ningún descubrimiento tecnológico relevante en relación con este tipo de ordenadores. Hay quien piensa que si no hubiese existido IBM, la historia de los ordenadores personales se habría desarrollado de una forma similar. Quizás Apple, Tandy, Commodore o Sinclair habrían jugado un papel más relevante, pero nada más.

En cualquier caso, lo cierto es que, a diferencia de las otras empresas, IBM construyó un ordenador con una arquitectura abierta, no se guardó ningún secreto. Sus componentes eran genéricos, podían encontrarse fácilmente. Cualquier fabricante podía hacer su PC y comercializarlo. Los desarrolladores de software encontraron también un entorno ideal donde desenvolverse. Posiblemente sin darse cuenta, IBM creo un ecosistema que facilitó el rápido desarrollo y expansión de los ordenadores personales. Este, en mi opinión, ha sido su gran mérito.

En enero de 1983, la revista Time no proclamó un ‘Hombre del año’, como era habitual, sino a una ‘Máquina del año: el PC’.

Evolución del ordenador personal

A lo largo de este milenio el ordenador personal ha evolucionado mucho. Los microprocesadores son cada vez más potentes, las pantallas tienen más resolución y están desapareciendo los elementos mecánicos. Esto hace posible que los ordenadores sean más pequeños y versátiles. Un PC actual trabaja unas cien mil veces más rápido que uno de los primeros modelos.

Por otro lado, Internet está cada vez más presente en la informática. Cada vez hay más aplicaciones que funcionan online y el almacenamiento local se está cambiando por tenerlo todo en la nube. Los grandes proveedores de software están dejando de vender productos para convertirse en proveedores de servicios. No venden programas, sino el uso del mismo.

Evolución del ordenador personal
Evolución del ordenador personal

Los smartphones y las tablets están jugando también un papel significativo. Hace no muchos años, si necesitabas utilizar una aplicación, solo tenías la opción de hacerlo en un ordenador personal. Hoy en día todos llevamos un teléfono móvil encima y, para mucha gente, esto es todo lo que necesitan.

Es posible que en los próximos años haya un cambio de paradigma y que deje de tener sentido disponer de un ordenador personal muy potente. En su lugar, bastará con tener un pequeño terminal desde donde acceder a los servicios a través de Internet. Además, nos servirá cualquier terminal, propio o ajeno.

Más información sobre la historia del ordenador personal

Los ordenadores han pasado a formar parte de nuestras vidas. En buena medida, la evolución de los ordenadores depende de la de los microprocesadores. Aquí puede encontrar más información de interés al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.