Intel vs AMD

Historia de Intel vs AMD

Intel vs AMD es un clásico de la lucha de dos empresas por el mercado. Mientras que Intel ha sido siempre el líder de esta industria, AMD ha sabido demostrar que se puede ser un serio rival aunque se tengan muchos menos recursos. Veamos la historia de Intel vs AMD.

La lucha de ambas empresas no solo ha sido tecnológica, sino que ha estado siempre inmersa en demandas judiciales. A lo largo de la historia, Intel se ha comportado como una tortuga que avanza lentamente, pero con paso firme y constante. Por su parte, AMD ha tenido una evolución más errática. Ha dependido de factores (inversiones y talento) que unas veces les eran más favorables que otras. Esto le ha hecho parecerse más a la liebre del cuento. A veces ha avanzado mucho tecnológicamente, superando a Intel, y otras se ha dormido, siendo superada por su rival.

Carrera competitiva de Intel vs AMD
Carrera competitiva de Intel vs AMD

En este artículo se ha hecho el esfuerzo de sintetizar lo que han sido cuatro décadas de competición. Para ello, la comparación se ha centrado en los microprocesadores para ordenadores de sobremesa. No se han tenido en cuenta ni los microprocesadores para servidores ni para otros dispositivos, como los portátiles (laptops) o consolas. Tampoco se describen los detalles legales que ha acompañado a la lucha tecnológica.

Antecedentes de Intel vs AMD

La empresa Fairchild Semiconductor fue fundada en Estados Unidos en 1957. Esta empresa, ya desaparecida, no solo introdujo en el mercado el primer circuito integrado comercialmente viable (lanzado ligeramente antes que el de Texas Instruments), sino que en ella trabajaron los fundadores de otras dos grandes empresas: Intel y AMD.

Intel la fundaron Bob Noyce y Gordon Moore en 1968. Ambos procedían de Fairchild Semiconductor. En el año 1971 Intel creo el primer procesador de la historia, el Intel 4004, un procesador de 4 bits y unos impresionantes 740kHz. En 1979 Intel lanzo el i8086, un procesador de 16bits y 10MHz. Con este microprocesador nació la arquitectura x86, la base de los ordenadores personales modernos, el PC.

AMD (Advanced Micro Devices) se fundó en 1969, un año después que Intel. Al igual que Intel, lo fundaron exempleados de Fairchild Semiconductor. En este caso fueron ocho: Jerry Sanders (que sería el presidente), Jack Gifford, Edwin Turney, John Carey, Larry Stenger, Frank Botte, Sven Simonsen y Jim Giles. Esta empresa se limitaba a producir circuitos integrados de semiconductores y memorias RAM. En los años 1980 empezó a fabricar microprocesadores con la licencia de Intel.

El origen de AMD no fue tan glorioso como el de Intel. Jerry Sanders, presidente de AMD, siempre solía decir que le costó 5 millones de minutos conseguir 5 dólares para financiar la nueva compañía. Lo decía en respuesta a que Arthur Rock, director financiero de Intel, presumía de haber reunido 5 millones de dólares para fundar Intel en solo 5 minutos.

Otra diferencia entre ambas empresas es que, mientras que AMD solo diseña los chips y tiene subcontratada su fabricación, Intel diseña y fabrica los suyos. Intel ha sido siempre el líder de esta industria, marcando los ritmos. Por su parte, AMD, aunque en ocasiones ha sacado productos pioneros, mejores que los de Intel, siempre ha estado a la sombra del primero. De hecho, AMD solo ha alcanzado un máximo del 22% de cuota de mercado de este tipo de microprocesadores.

Intel vs AMD
Intel vs AMD

AMD ha estado luchando desde el primer día por sobrevivir en este mercado. Luchar contra los grandes presupuestos de investigación de Intel no ha sido fácil. A veces conseguía captar la inversión necesaria para reunir a grandes talentos que le proporcionaban productos excepcionales. Por desgracia, su evolución no ha sido constante, sino llena de altibajos. En su historia de competencia con Intel ha tenido momentos brillantes dentro de una lucha donde su gran mérito era y sigue siendo seguir manteniéndole el pulso al gigante. Este es el gran mérito de AMD.

El origen de la competencia Intel vs AMD

A principios de la década de 1980 IBM elige la arquitectura de chip x86 de Intel para construir su famoso IBM PC. No obstante, como IBM no quería depender de un solo proveedor, le exige a Intel que licencie la fabricación de sus microprocesadores para que puedan fabricarlos otras empresas. Entre ellas, estaba AMD.

AMD fabricaba clones de los procesadores de Intel como el 8086 o los modelos posteriores (80286, 386 y 486). Además utilizaba las mismas denominaciones. El papel de estos otros fabricantes empezó a ser cada vez más relevante, por lo que Intel cambió de opinión y pensó que sus licenciados podían convertirse en una seria amenaza para su futuro. Así que dejó de otorgar licencias e intentó marcar diferencias con AMD, su principal rival.

Lo que se le ocurrió para diferenciarse fue intentar impedir que AMD utilizara las mismas denominaciones para sus microprocesadores. Intel denunció esta práctica, pero perdió su demanda al considerar el juez que no se podía tener derechos sobre un número. Esto llevó a Intel a empezar a identificar sus modelos con un nombre, no un número. El primer nombre utilizado fue Pentium (en lugar de 586).

El divorcio empezó con el modelo Intel Pentium, que Intel no licenció a otros fabricantes. Muchos de ellos se vieron forzados al cierre, pero AMD sobrevivió apostando por diseñar sus propios modelos de microprocesadores.

En el año 1996 AMD sacó su modelo K5 para competir con el Pentium de Intel. El K5 era compatible con las placas de Intel. Para poder sobrevivir en la lucha, AMD apostó por vender sus microprocesadores a precios bastante inferiores a los de Intel, pero con una relación rendimiento/precio que resultase muy competitiva a los fabricantes de ordenadores.

Microprocesadores Intel y AMD más rápidos de cada año en ordenadores de sobremesa
Microprocesadores Intel y AMD más rápidos de cada año en ordenadores de sobremesa

1997. AMD se demuestra ser un serio rival de Intel

Los modelos K6 lanzados en 1997 (y posteriormente K6-2 y K6-3) compitieron muy bien con los Pentium II y Pentium III de Intel. De hecho, se estima que como el 70% de los ordenadores de gama media o baja vendidos ese año equipaba los chips de AMD.

AMD hizo una nueva apuesta en 1999 y sacó sus modelos Athlon y Duron con una nueva arquitectura que denominaron K7. Estos famosos modelos no solo igualaban al Pentium III de Intel, sino que, en algunas configuraciones lograban superar su rendimiento.

Aunque Intel ha conseguido mantener una imagen de marca de calidad que AMD no ha logrado igualar, lo cierto es que los productos de AMD han competido técnicamente muy bien con los de Intel. Sus siguientes modelos Athlon XP y Sempron, lanzados en 2003, compitieron perfectamente con los Pentium IV de Intel.

AMD desarrolló una nueva arquitectura K8, sacando en 2003 su famoso Athlon 64. La gran ventaja es que conseguían ordenadores de 64 bits sobre la estructura de los antiguos modelos x86. Esto supuso una mejora significativa frente a los modelos de 32 bits existentes. Los directivos de AMD no dejaron de sorprenderse cuando Intel les solicitó una licencia para poder aplicar esta extensión de 64 bits a sus propios chips.

El liderazgo técnico de AMD volvió a darse en 2005 cuando introdujo los primeros procesadores con varios núcleos en el mercado de los ordenadores PC. Anteriormente solo se había utilizado esta solución en equipos servidores.

Mejora de la velocidad del nuevo modelo de CPU con respecto al modelo anterior
Mejora de la velocidad del nuevo modelo de CPU con respecto al modelo anterior

2006. Intel aventaja de nuevo

Intel reaccionó. Los modelos de Intel utilizaban una arquitectura de microprocesadores que denominaban Netburst (llamada también P68). Después de los últimos avances de AMD, se vieron obligados a desarrollar una nueva arquitectura que denominaron Banias. La mejora fue significativa para Intel y se convirtió en la base de sus exitosos modelos Core 2 Duo y Core 2 Quad. Consiguieron mejorar considerablemente su eficiencia y superar claramente a los nuevos de AMD, los Phenom x3 y x4.

Intel volvió a darle una vuelta de tuerca a su mejoras sacando los procesadores Core i7, i5 e i3. Con una microarquitectura que llamaron Nehalem consiguieron microprocesadores un 30% más rápido que los anteriores, utilizando igual frecuencia.

En esos momentos, AMD intentó distintas soluciones técnicas para seguir compitiendo con Intel en la gama alta de los microprocesadores pero, por desgracia, ninguna le dio los resultados esperados. Su nueva arquitectura llamada Bulldozer no pudo competir con la nueva de Intel, Sandy Bridge.

En 2006, AMD adquirió ATI, un fabricante de procesadores gráficos (GPU). Esto le permitió a AMD integrar el procesador gráfico, GPU, en el mismo chip del microprocesador. Aunque fue un gran paso para AMD, era algo que Intel ya podía hacer con sus chips. Fundamentalmente, esto ayudó a AMD a competir en el mercado de ordenadores portátiles.

Finalmente, en 2012, AMD decidió abandonar la gana alta y centrarse de nuevo en los microprocesadores de bajo precio. Para ello, saca una nueva arquitectura denominada Piledriver.

En ese momento, Intel se convirtió en el líder indiscutible de la gama alta. Ante la falta de presión competitiva, sus mejoras de los siguientes años se centraron en adaptaciones que mejorasen su proceso de fabricación o en integrar algunas nuevas tecnologías del momento.

Evolución de microprocesadores de Intel y AMD en número de transistores
Evolución de microprocesadores de Intel y AMD en número de transistores

2017. AMD consiguió destacar de nuevo

No obstante, como se suele decir, la historia continuó. AMD sacó en 2017 una nueva arquitectura, llamada Zen, que lo situó de nuevo en la carrera. Su gama de microprocesadores Ryzen, basados en la arquitectura Zen 2 y 3 pueden competir en rendimiento con los Intel Core i5 e i7. Para mejorarlo, AMD espera sacar en 2022 la versión 4 de la arquitectura Zen. Por su parte, Intel ha respondido con su procesador i9 basado en la arquitectura Rocket Lake.

Actualmente hay una lucha entre los procesadores AMD Ryzen 3, 5, 7 y 9 y los procesadores Intel Core i3, i5, i7 e i9. Es curioso que, después de tantos años, sigan dándose coincidencias en las nomenclaturas.

La historia continua

La batalla tecnológica de ambas empresas continuará en los próximos años. Intel parece que se está centrada en desarrollar microprocesadores con velocidades de reloj más altas y con un menor número de núcleos. Por su parte, AMD parece que se está focalizando en integrar un número mayor de núcleos a frecuencias más bajas. Esto hace que los mercados óptimos de uno y otro sean levemente distintos.

Ventas de microprocesadores para ordenadores de sobremesa (Intel vs AMD)
Ventas de microprocesadores para ordenadores de sobremesa (Intel vs AMD)

Las ventas de microprocesadores para ordenadores portátiles (laptop) se mantiene, casi desde sus comienzos en una proporción 80%/20% a favor de Intel. En los microprocesadores para servidores Intel se ha ido quedando con casi la totalidad del mercado, donde AMD ha desaparecido. El único mercado donde hay una verdadera competencia entre ambas empresas es en el de microprocesadores para ordenadores de sobremesa (desktop). Desde hace algunos años, AMD está ganando terreno y en 2021 ha conseguido vencer de nuevo a Intel en las ventas en este mercado.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el mercado evoluciona y que existen nuevos actores que están jugando un papel destacado. Será interesante ver cómo ambas empresas se desenvuelven ante los retos futuros.

Más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.