punto a punto wifi

Interconectar edificios con Wi-Fi

La tecnología Wi-Fi permite establecer comunicaciones inalámbricas entre dos o más equipos. Generalmente, suele ser utilizada para conectar a Internet distintos equipos del entorno del hogar, oficina o de sitios públicos. No obstante, si se necesita establecer una comunicación entre dos puntos distantes, la tecnología Wi-Fi es una buena alternativa fácil de instalar y económica. Veamos cómo se pueden interconectar edificios con Wi-Fi.

Las redes Wi-Fi suelen establecer una comunicación entre un punto de acceso, el router Wi-Fi, y los terminales inalámbricos que forman parte de su red. Esta conexión suele ser utilizada para conectar estos terminales a Internet. En nuestro caso se trata de interconectar dos puntos distantes. Por ejemplo, interconectar dos edificios. A esto se le llama comunicación punto a punto. Es lo equivalente a instalar un cable, pero inalámbrico. A los equipos que permiten establecer un enlace de comunicación inalámbrica punto a punto se les conocen como bridge (‘puente’).

Una de las aplicaciones que tienen los equipos bridges es la extensión del área de cobertura de una red inalámbrica. Gracias a estos equipos se pueden instalar puntos de acceso distantes, incluso localizados en edificios distintos, permitiendo crear redes inalámbricas extensas. Una vez interconectadas, los equipos de una red pueden ver y comunicarse con los equipos de la otra como si todos formaran parte de la misma red.

Por ejemplo, si tenemos dos edificios y cada uno de ellos tiene su red, estas redes se pueden interconectar con un cable o a través de un enlace Wi-Fi punto a punto. Evidentemente, la solución inalámbrica es mucho más económica que la del cable, Sobre todo porque el cable requiere realizar una obra más o menos compleja y, en ocasiones, solicitar permisos administrativos.

Utilización de un bridge inalámbrico punto a punto

Equipos bridge inalámbricos

Los equipos conocidos como bridges inalámbricos (Wireless Bridge) interconectan dos redes remotas (cableadas o no) mediante una conexión inalámbrica punto a punto. La solución inalámbrica requiere de dos equipos bridges, uno en cada extremo.

En las redes corporativas suele ser habitual disponer de más de dos redes que interconectar. Esto se puede resolver utilizando varios pares de bridge punto a punto. No obstante, también existe lo que se conoce como bridge punto-multipunto para que un punto pueda ser interconectado simultáneamente con distintos puntos distantes. El equipo punto-multipunto hace las veces de centro de interconexión de las distintas redes. Se instala un equipo punto-multipunto en un lugar y un bridge punto a punto en las redes.

Por tanto, tenemos dos tipos de equipos bridge:

  • Bridge punto a punto (Point to Point Bridge). Interconectan dos redes al colocar un equipo en cada una de ellas. Colocando distintas parejas de equipos se pueden interconectar más de dos redes.
  • Bridge punto-multipunto (Point to Multi-point bridge). Interconecta varias redes instalando un equipo multipunto en una de ellas y un equipo punto a punto en cada una de las demás. Al equipo punto-multipunto se le conoce también como bridge principal (root bridge) o bridge de estación base (base station bridge), mientras que al bridge del resto de las redes se les conoce como bridge cliente (clients bridge).

Para interconectar n redes, hacen falta 2x(n-1) equipos bridge punto a punto o tan sólo un equipo punto multipunto y (n-1) punto a punto. Esto nos da idea del ahorro que supone la solución multipunto.

Bridge inalámbrico punto multipunto

En cualquier caso, antes de proceder a instalar los bridges es importante tener en cuenta que se tratan de equipos con tecnología Wi-Fi, lo que quiere decir que tienen las mismas limitaciones de cobertura que los puntos de acceso. Por tanto, a mayor distancia entre los extremos, mayor necesidad habrá de que tengan una visibilidad directa (que no haya obstáculos entre ellos).

Al instalar este tipo de equipos suele ser habitual instalarles antenas externas direccionables que aumenten su alcance. Con una buena antena parabólica se puede llegar a cubrir distancias de varios kilómetros. Existen equipos bridge en el mercado que ya incluyen una antena direccional. En cualquier caso, dado lo dependiente que es la cobertura del entorno, lo fundamental en estos casos es hacer pruebas antes de realizar la instalación final.

Un último detalle, en el mercado existen puntos de acceso que pueden ser configurados también como bridges punto a punto o punto-multipunto. Se les conoce como combos. Esto confirma la idea de que interconectar edificios con Wi-Fi no tiene por qué ser caro.

PoE. Alimentación por el cable Ethernet

Lo normal es que el equipo bridge se instale en el exterior. En este caso, no se dispondrá de ningún enchufe para alimentarlo. Para estos casos existe la posibilidad de alimentar el equipo a través del propio cable ethernet. A este sistema se le conoce también como PoE (Power over Ethernet). En principio, un punto de acceso dispone de dos cables: el cable de alimentación eléctrica y el cable ethernet que lo interconecta con el resto de la red. El sistema PoE permite llevar la alimentación eléctrica a través del mismo cable ethernet de datos. Al evitar tener que realizar un doble tendido de cables se consigue una instalación más rápida, cómoda, de menor coste, de más fácil mantenimiento y más flexible.

Por tanto, el equipo bridge se conecta con el PoE a través de un cable ethernet. Adicianlmente, el PoE se conecta a la red eléctrica y al equipo de red local con otro cable ethernet. Este equipo de red local puede ser un punto de acceso Wi-Fi, un switch o un router de acceso a Internet, por ejemplo.

PoE. Alimentación por el cable Ethernet
PoE. Alimentación por el cable Ethernet

Algunos equipos bridge requieren que el PoE sea del mismo fabricante. No obstante, existen dos estándares de equipos PoE que permiten ser utilizados con bridges de distintos fabricantes. En este caso, solo hay que asegurarse que el bridge es compatible con dicho estándar. Los estándares son:

  • PoE IEEE 802.3-2005, más conocido como IEEE 802.3af. Con esta recomendación se facilitan 48 voltios de corriente continua sobre dos de los cuatro pares de hilos de que dispone el cable tipo Cat 3. La corriente máxima es de 400 miliamperios, lo que supone una potencia máxima de 15,4 vatios (después de las pérdidas quedarían disponibles unos 13 vatios).
  • PoE+ o IEEE 802.3at. Con esta recomendación se suministran hasta 25 vatios de potencia, lo que permitirá que puedan utilizarla equipos con mayores necesidades de alimentación (cámaras web teledirigidas con zoom, transmisores WiMax, etc.). Esta recomendación está pensada para cables del tipo Cat 5. No obstante, algunos fabricantes, utilizando dobles hilos, consiguen alcanzar potencias de más de 50 vatios.

La recomendación describe tanto los dispositivos que suministran la energía, conocidos como PSE (Power Sourcing Equipment), como los que la reciben, conocidos como PD (Powered Devices). Existen equipos switch que disponen de PSE integrados. Estos equipos se conocen como PoE switches.

El bridge, punto de acceso, cámara web o cualquier equipo que vaya a ser alimentado a través de este sistema, tiene que ser compatible con el mismo. No obstante, si no lo fuera, también existen dispositivos que sacan la alimentación del cable Ethernet y la entregan al terminal de forma independiente.

Aplicaciones de la conexión Wi-Fi punto a punto

Establecer una enlace Wi-Fi punto a punto tiene muchas aplicaciones. Aunque en este artículo lo hemos abordado con la finalidad de interconectar edificios con Wi-Fi, existen una gran variedad de usos. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Conectar una cámara web distante con nuestra red.
  • Dar cobertura Wi-Fi a un área exterior.
  • Establecer una conexión temporal con Internet.
  • Interconectar dispositivos de diagnosis en explotaciones agrarias.
  • Establecer enlaces con dispositivos de control dispersos.

Más información

REF: WF-PG70

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.